Ciclos de Mercurio Retrógrado por el Elemento Aire

mercurio retrógrado elemento aire

Los ciclos de Mercurio retrógrado presentan siempre el importante reto de volver a alinear la comunicación y la función del pensamiento con las energías del Sí o de nuestro Yo superior, representado en la astrología por el Sol.

Ciclos de Mercurio Retrógrado por el Elemento Aire

A lo largo de todo este año, Mercurio realizará sus tres ciclos retrógrados por los tres signos de aire: Acuario, Géminis y Libra, barriendo cada uno de ellos para llevar sus respectivos significados a un nivel superior y asimismo integrando sus mensajes en el flujo de nuestra comunicación consciente.

Las lecciones evolutivas tendrán que ver, de alguna manera u otra, con el elemento aire, que es el elemento de la COMUNICACIÓN y de RELACIONARNOS con nosotros mismos y con los demás.

Mercurio retro signo de aire de acuario

Este primer ciclo anual de Mercurio retro transcurrirá en su totalidad en el signo de aire de Acuario, señalando que debemos reconsiderar nuestras aportaciones al colectivo al que pertenecemos, en cuanto comunicación, ideas-semilla y forma de relacionarnos con el prójimo.

Con tal bloqueo que presenta el planeta Mercurio en el próximo período, cabe esperar que colectivamente nos hayamos alejado demasiado de nuestra propia coherencia y que malentendamos tanto el concepto de “individualidad” – como el centramiento único y exclusivo en nuestros fines sin tener en cuenta a cómo afecta cada decisión nuestra y personal a los demás, como el de “libertad”, entendiendo erróneamente por ello el acto de poder hacer lo que nos dé la gana en todo momento sin ninguna consecuencia.

En resumen, parece que nos estamos adentrando en un sub período bastante desafiante del año que requiere de nuestra máxima honestidad y deseo consciente para revalorizar nuestros recursos internos en ámbitos como la comunicación y el pensamiento consciente.

Estación Retrógrada

Unos días antes del comienzo del ciclo retro, el planeta empieza a disminuir su velocidad hasta tal punto que queda completamente parado. Este estado se llama “estación retrógrada” y en nuestro caso ha durado del 21 al 22 de enero.

A nivel psicológico, representa un “parón” de la actividad energética del planeta asociado (Mercurio, el Mensajero o el Comunicador), todo esto traduciéndose en una dificultad cada vez mayor para manejar de forma fluida y coherente el plano del pensamiento y de la comunicación.

La disminución de energía vital disponible para este campo afectará también los viajes, los trámites burocráticos y cualquier papeleo, los aparatos electrónicos y los electrodomésticos.

Entre el 22-30 de enero Mercurio estará recorriendo su primera etapa del ciclo retro, etapa que tiene que ver con el reajuste y recolocación de su energía a las necesidades evolutivas del Sol, es decir, del Ser.

Debido a este motivo es tan vital NO TOMAR DECISIONES IMPORTANTES NI INICIATIVAS que repercutan a medio y largo plazo, debido a que se mostrarán insostenibles desde el Ser y desde nuestra verdad más profunda, aquella parte nuestra que sí SABE. Lo que sí se favorece es la revisión de planes y el retomar de determinados asuntos pendientes, sobre todo si tienen que ver con el área de la comunicación.

El 30 de enero ocurrirá la conjunción exacta Sol-Mercurio

Mercurio situándose por un breve lapso de tiempo en el corazón del Sol, momento realmente mágico de reajuste entre el plano de las ideas y del pensamiento, por un lado, y nuestra Verdad, representada por el Sol, por otro.

A partir del 30 de enero, hasta el final del ciclo, es decir el día 12 de febrero, Mercurio recorrerá la segunda etapa del ciclo retrógrado, período ya favorable para la gestación de nuevos proyectos siempre y cuando se mantengan “a puerta cerrada”, es decir, elaborarlos sí, pero sin presentarlos al mundo.

La apertura en este sentido se producirá una vez que Mercurio retome la marcha directa y gane algo de velocidad, en nuestro caso, a partir del día 23 de febrero.

La estación directa de Mercurio tendrá lugar el día 10 de febrero a las 14h07 GMT, retomando la marcha directa dos días más tarde, el 12 de febrero a las 14h27 GMT.

La integración de todos los mensajes del trabajo interno presentados por el actual ciclo de Mercurio retro se producirá tan sólo una vez que dicho planeta vuelva a pasar por encima del grado en el que se volvió retrógrado, el grado 18 de Acuario, y esta fecha será el 3 de marzo, en pleno auge del segundo pico de activación del ciclo Júpiter-Urano, el ciclo de expansión y crecimiento…

Mensajes del actual ciclo de Mercurio retrógrado en el signo de Acuario

Los aprendizajes más relevantes que la retrogradación de Mercurio de este invierno nos trae están relacionados con el signo de Acuario. Según la visión e interpretación de la astrología alquímica, los tres niveles vibracionales de este signo tienen que ver con el “Anarquista”, en el nivel nigredo, de más baja frecuencia de vibración, el “Sociólogo” en el nivel intermedio albedo y el “Redentor” — en la frecuencia alta de rubedo.

Es preciso comprender exactamente qué nos quiere decir cada una de estas energías para no caer en confusiones y malentendidos, sobre todo en cuanto al último nivel, de realización, de “oro alquímico” — el “Redentor” — que fácilmente podemos confundirlo con la energía pisciana.

“El Anarquista” es un nivel donde aún no hemos comprendido qué quiere decir exactamente ser libres. Vamos en contra del orden vigente, lo desafiamos constantemente, pero aún no tenemos ni la claridad en cuanto a lo que nos gustaría CREAR una vez derrocadas las viejas estructuras, ni las ganas reales de hacerlo, lo único que importa es la destrucción, el “ir en contra de”, la protesta sistemática y el caos.

La energía de acuario

En el siguiente nivel, el del “Sociólogo”, la energía de Acuario ya se manifiesta de una forma mucho más armónica y estructurada, deliberando estrategias para la mejora de la sociedad, buscando las claves para una reforma verdadera, soñando con una sociedad perfecta.

Éste es un nivel de fuerte intelectualización en el que el individuo vierte todo su talento en la creación de unas estructuras nuevas y ciertamente más flexibles, tanto a nivel interno, como sobre todo, en el nivel externo.

Finalmente, cuando llegamos al “Redentor”, nos encontramos con el individualista, no en el sentido segregativo de la palabra, sino de la excelencia personal de aquel buscador que ha entendido que ciertamente de uno depende la salvación del mundo, en el sentido de que la solución no está “ahí fuera”, intentando reemplazar un sistema sociopolítico por otro, sino “aquí dentro”, trabajando en la constante mejora personal, sobre todo en cuanto a la utilización consciente de los dones y talentos de uno, para así poder ponerse realmente al servicio de la colectividad a la que pertenece.

Mercurio retro en Acuario

El actual ciclo de Mercurio retro en Acuario nos va a recordar que ciertamente aún hay mucho que mejorar dentro de cada uno de nosotros, y que antes de echarnos sobre los hombros la tupida tarea de “cambiar el mundo” saliendo a la calle con pancartas y protestando hoy en contra de esto y mañana en contra de lo otro, es necesario hacernos un examen de lo más honesto posible, mirando bien donde nos situamos hoy por hoy como individuos libres dotados de su propia inteligencia.

Hay algunas preguntas útiles que nos podemos hacer para auto evaluarnos en este sentido:

  • ¿Hasta qué punto sé pensar por mí sólo y no me dejo llevar e influenciar por el pensamiento “de rebaño”?
  • ¿Qué significa ser para mí un “individuo? Alguien separado de los demás sin demasiada conexión con todo el resto que me rodea o una pieza irrepetible, única e irremplazable de este gran puzzle humano que todos somos.

Si la respuesta afortunadamente es la variante b., ya podemos ir pensando en cuál será esa misteriosa aportación única e irremplazable que le debemos hacer al colectivo, por lo tanto, nos podemos hacer la tercera y última pregunta:

  • ¿Cómo fructifico mis dones y talentos y cuál es el siguiente paso que debo dar para lograr mi nivel de excelencia personal?

Tendremos aproximadamente tres semanas para aclararnos con todo esto y por supuesto, ¡para echar manos a la obra!

marelunare.com