Primera caza de brujas americanas

Entre 1647 y 1663 murieron en su horca alrededor de una docena de personas, en su mayoría mujeres. Hubo quien se declaró inocente y quien confesó. Por ejemplo, entre las que mantuvieron su inocencia está la señora Knapp, de Fairfield, a la que en 1653 se le culpó de tener ‘pezones de bruja’ en el cuerpo. […]