Hablar de tus planes te aleja de ellos

Tienes un proyecto entre manos que te tiene muy ilusionado. Incluso te cuesta conciliar el sueño. Tienes unas ganas locas de compartir con otra persona tu planes. Al final acabas contándoselo a tu madre y a tus amigos.

Cuando cuentas a alguien tus planes te alejas de tus metas

De hecho, casi cada día les hablas de ello. Mal. Sin tú saberlo cada vez que le cuentas a alguien tus planes te estás alejando de tu meta. ¿Cómo puede ser? ¿No debería ser bueno contarles a otros sobre nuestros proyectos? Así nos pueden apoyar o aconsejar, ¿no?

NO

Evita siempre que puedas contar a otros los proyectos que tienes en mente llevar a cabo o no se harán realidad.

Estudios demuestran que aquellas personas que hacen públicas sus intenciones es menos probable que terminen por llevarlas a cabo. Por contra, quienes no hablan de sus planes tienen más probabilidades de llevarlos a buen término.

La Explicación

Si hablas de tus proyectos o planes con otras personas creas en tu cerebro la ilusión de que ya lo has llevado a cabo. Eso te produce una satisfacción, suficiente para perder motivación en lo que planeabas hacer. Como dijo Derek Sivers, «El cerebro confunde el decir con el hacer».

La Solución

La solución es muy simple aunque no siempre es fácil. Como ya debes suponer se trata de no contar tus planes o proyectos hasta que estos sean una realidad. En otras palabras: haz más, habla menos.

Si escribes tus planes se harán realidad

¿Cuántas veces te ha pasado que llega una idea interesante a tu mente y de pronto se borra para nunca regresar?, ¿o que piensas y piensas en algo que quieres llevar a cabo y jamás se refleja en acciones?

David Cantone