Chamanes peruanos, rituales y fútbol — Mundial Brasil 2014

Chamanes peruanos

El humo que emanaban de sus bocas ásperas se mezclaba con la espesura de la niebla limeña. Para ellos no existía el frío ni el calor; como si estuviesen poseídos por espíritus extraños lanzaban frases indescriptibles mientras cogían fuerte en sus manos imágenes de las figuras de Brasil 2014: Ronaldo, Messi, Neymar, todos envueltos en una humareda gris y ante la mirada de los curiosos que se detenían uno a uno a ver el espectáculo.

Afuera del Estadio Nacional, el grupo de chamanes hacía sus predicciones agitando varas de madera con cabezas de calaveras que tenían los ojos rojos y de las que brotaban banderas de distintas nacionalidades colocadas por los mismos brujos. La tensión que producía el momento envolvía a los pocos espectadores en una especie de trance que fue más intenso luego de escuchar la frase más esperada de la tarde gris.
 

Brasil y Argentina a la final; el campeón, Brasil. Todos coincidieron, no hubo discrepancias pero igual había que terminar la sesión, otra vez la humareda, otra vez los rezos y las palabras atropelladas unas a otras como pidiéndole a algún dios que la guía divina que recibieron para poder ver al ganador del Mundial se mantenga, pase lo que pase, porque en juego está su credibilidad.

 
Fin de la sesión y las últimas fotos de rigor para las cadenas internacionales. Estos actos se repiten en varios países del mundo donde diferentes brujos a su manera vienen prediciendo lo que pasará una vez que inicie el campeonato. Los rituales y el fútbol parecen hasta ahora ser inseparables; acaso el fútbol también es una especie de hechizo, aunque eso ya no lo determinen solo los chamanes.

Vía » http://www.rpp.com.pe/