El estrés, una fuente infinita de hambre

Este aumento del apetito es debido a que el cuerpo en estado de estrés segrega cortisona y adrenalina que nos hace tener más hambre y siempre solemos recurrir a alimentos ricos en grasas o en hidratos pues es lo primero que el cuerpo nos suele sugerir debido a este requerimiento de energía rápida. […]