Predicciones Astrológicas 2014 — El año del “morir y renacer”

Predicciones 2014El año 2014 estará signado por la poderosa energía de Plutón, el astro de las transformaciones profundas y definitivas; el tránsito de este planeta acaba con lo caduco, derrumba viejas estructuras, para dar paso a lo nuevo; es como el ave Fénix, que renace de sus cenizas.

La primera mitad del año, esta energía será determinante, sin embargo, no será un proceso corto, pues su efecto transformador se extenderá más allá del 2014. Plutón estará este período, casi en la mitad del signo de Capricornio, y en el primer semestre, recibirá con fuerza la influencia de Urano, que estará en el centro del signo de Aries.

Ambos astros, en una distancia de 90 grados entre sí (cuadratura) generarán un dinamismo inusitado, intenso, muy acelerado, a los procesos de cambio que han estado gestando, esto estará muy acorde con la veloz y desbocada característica del signo chino del Caballo, cuya influencia estará activa en 2014.

El lento proceso de derrumbe de estructuras que poco a poco va desarrollando la energía de Plutón, estará más acelerada con la cuadratura exacta que formará con Urano, especialmente entre los grados 12 y 13 de los signos de Capricornio y Aries; está llegando un tiempo en el cual las incompatibilidades entre diversos modelos políticos, económicos y sociales, se marcará de tal modo que las acciones que esas incompatibilidades generen serán definitorias.

Estas energías quedarán grabadas para todo el año en el mapa astral del inicio de año astrológico, cuando el Sol entra a Aries, el 21 de marzo; allí se evidencia que a la energía de la cuadratura de Plutón y Urano, se suma la de Júpiter, que desde Cáncer estará formando una semicruz (cuadratura T) con estos otros dos astros.

Júpiter tiene el “efecto lupa”, que magnifica y exagera las energías presentes en el ambiente, exalta los ánimos, favorece los saltos a caminos inexplorados, disipa miedos y fortalece a los liderazgos emergentes, dando además un fuerte idealismo y conexión emocional con las metas a alcanzar.

A este potente aspecto astrológico se sumará, cada vez con más intensidad a medida que avancemos en los primeros seis meses del año, el tránsito de Marte, el guerrero, por el signo de Libra, que ya por el hecho de estar en este signo, se encontrará con sus cualidades desajustadas, ya que altera procesos de negociación, entendimiento y conciliación, y torna tensas las relaciones humanas y la diplomacia.

Marte estará un largo tiempo en Libra, hasta el 26 de julio, debido a que retrocederá a partir del primero de marzo y hasta el 20 de mayo, período en el cual se puede crear un ambiente muy pesado de acumulación de rabia que después del 20 de mayo puede estallar de alguna forma.

Pero antes de que vuelva a avanzar, en su período de retrogradación, colocándose en el grado 13 de Libra, formará una cruz cósmica el 24 de abril en los signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio), que será definitoria.

Desde 2010 se han venido formando cruces cósmicas en los signos cardinales, que han movido a importantes procesos de transformación, pero esta que viene es la más potente y la definitiva; la cruz cardinal es la cruz de los inicios, de los pioneros y emprendedores, es indicativo de que algo nuevo está naciendo para marcar una influencia en los próximos siglos.

El efecto de esta cruz cósmica se hará sentir en el mundo, pues tocará el Sol de la primera potencia del mundo, Estados Unidos, removiendo su esencia como nación y su centro de poder, el cual ejerce influencia más allá de los linderos de ese país, de manera que el efecto significará un poderoso proceso de cambios en la geopolítica mundial.

Este efecto estará también muy marcado en Venezuela, pues tiene a su Sol casi en la misma posición que el de Estados Unidos; esta cruz también ejercerá influencia en países como Cuba, Colombia (y de manera especial sobre el ex presidente Álvaro Uribe); Argentina, Francia, España, y en el Medio Oriente.

Lo que ha de ocurrir estará signado por el destino, será un tiempo de afrontar karmas, de aprendizajes; los nodos lunares entrarán a uno de los ejes de esta cruz cardinal, entrarán a Libra y Aries a partir del 18 de febrero, y estarán allí año y medio.

El nodo sur en Aries indica que las energías de guerra, confrontación y egoísmo serán el karma a afrontar y superar, y que deberemos alinear nuestra iniciativas y emprendimientos con mayor sentido de justicia y equidad, y menos egoísmo; que aquellos actos que busquen imponerse por la fuerza, atropellando al prójimo, recibirán justo castigo.

El aprendizaje, la misión, el nodo norte, estará en Libra: la conciliación, la justicia, la diplomacia, aprender a compartir, la paz, la armonía, el equilibrio, serán los grandes aprendizajes, las grandes metas a cumplir. Personajes como Mahatma Ghandi, Nelson Mandela, Martin Luther King, John Lennon, serán realzados, sus ejemplos cobrarán notoria vigencia, la no violencia, la lucha por la justicia social y la paz, serán el norte en este ciclo.

El empujón energético de la primera mitad del año, servirá para que en la segunda mitad empiece a concretarse lo que se viene gestando. A partir de que Marte entre en Escorpio las energías de cambio estarán mejor dirigidas, focalizadas, y el avance será mayor, generando la acción transformadora que está en marcha. Entre septiembre a noviembre esa energía se sentirá con fuerza en el ámbito militar, que será noticia destacada. Para ese tiempo, Júpiter ya en Leo, potenciará liderazgos de largo alcance que darán firmeza al nuevo rumbo que se está emprendiendo.

Ya a finales de año, hay dos aspectos astrológicos que se formarán brevemente y que volverán a formarse hacia 2015, por lo que su efecto será apenas un adelanto de lo que de venir: Júpiter en cuadratura con Saturno habla de sistemas políticos, legales y constitucionales que está en crisis, y deben reformarse o acabarse; y Saturno en cuadratura con Neptuno indica ideologías, sistema de creencias, religiones, regímenes, que también están en crisis, y deben tomar un nuevo rumbo.

Autor: Pedro González Silva


 

Publicada en Esoterismo
Tags Astrología, Pedro González Silva, Predicciones Año 2014