Cruz de Mayo en Venezuela



Estos rituales comienzan en la primera semana de Mayo por voluntad de los cultores populares, promeseros y público en general.

Celebración de la Cruz de Mayo Venezuela

Mayo es considerado el mes de las flores a partir de la mítica celebración de la Cruz de Mayo, la cual tiene lugar el día tres.

Desde hace dieciséis siglos el símbolo de la cruz es uno de los más importantes para representar universalmente el cristianismo.

Estas celebraciones en honor a la Cruz se corresponden con las fiestas del período asociado al solsticio de verano, relacionadas en su mayoría con antiguas festividades europeas de origen rural y de carácter agrícola, en las que se practicaban rituales con el objeto de propiciar la fertilidad de la tierra, la llegada oportuna de las lluvias y la abundancia de los cultivos. Estos rituales llegaron a Venezuela a partir del proceso de conquista y colonización.

Cofradías o Hermandades


En distintas regiones funcionan sociedades de la Cruz, de carácter religioso, que se encargan de la recolección de fondos para que las ceremonias tengan el valor que se merecen.

El altar


La instalación del altar es primordial para la celebración de la Cruz, por lo general, es labor femenina. El grado de complejidad en la elaboración de la Cruz es variable y depende de los recursos de los organizadores. La Cruz está ubicada sobre una mesa vestida con manteles o sábanas. Detrás se coloca un lienzo a modo de telón, enmarcado con un arco de hojas de palmas que puede adornarse con flores y papel de colores.

Todo el mes de Mayo es de la Cruz


Los velorios suelen llevarse a cabo durante todo el mes, especialmente los viernes y sábados. Las celebraciones son abiertas, sin embargo, los organizadores como parte de su promesa, invitan recitadores, músicos y vecinos. Para la ocasión se sirven alimentos y bebidas a los asistentes como parte del pago de promesas. Se alterna la declamación y la música con el rezo del rosario, que puede ser cantado o rezado. El 31 de mayo se celebra el último Velorio de Cruz a la medianoche.

Décimas y Glosas


La Cruz recibe como parte del homenaje la recitación de décimas y glosas, expresiones literarias de origen hispánico. La décima se compone de diez versos que se juntan para formar la rima según fórmulas tradicionales. La décima comprende el saludo a la Cruz, a los organizadores y asistentes. Se exalta la cualidad del símbolo para la protección de los creyentes y sembradíos. Cada participante reitera el saludo a la Cruz, asimismo, escucha atento la declamación y solicita su turno para intervenir en calidad de versificador. Es frecuente en los versos la petición de oportunas lluvias para beneficiar las cosechas.

Durante los velorios, afamados decimistas llevan a cabo ingeniosos desafíos sobre los temas más diversos, despertando la admiración de los presentes.

Cantos a la Cruz


Las recitaciones se alternan con el canto de fulía, habitual en la región central, no sólo en el acompañamiento melódico, sino en el instrumental.

En el centro, la fulía se ejecuta principalmente con tambores, maracas y otros instrumentos, mientras que en oriente se utilizan instrumentos de cuerdas como el cuatro, bandolín o bandola oriental y guitarra, acompañados por tambor y maracas.

En algunos lugares del oriente se incorpora a este conjunto la marímbola o bajo, instrumento de ascendencia africana. Además de fulías se entonan en esta región, y en honor a la Cruz, galerones, malagueñas, polos, jotas y puntos.

En los llanos se cantan los conocidos tonos de velorio, que se acompañan con cuatro y bandola llanera. Se conoció que en esta zona se inician con la melodía titulada Aguacerito de Dios.

En Lara y Falcón se emplea un conjunto de instrumentos de cuerdas en los velorios de la Cruz de Mayo. Destaca el canto polifónico de clara ascendencia hispánica. Las fiestas de la Cruz constituyen parte del patrimonio vivo del país.

Representan un conjunto de expresiones culturales que han sido transmitidas de una generación a otra.

Video Relacionado

Interpretaciones de la Cruz de Mayo en Venezuela

Vía Agencia Carabobeña de Noticias | Fuente: Fundación Bigott