¿Por qué se celebra el día del Padre?

Historia del Día del Padre

La ocurrencia más parecida a nuestro Día del Padre fue en la antigua Roma una celebración llamada “Roman Parentalia”, que era desde el 13 de febrero al 22. Este festival, sin embargo, no era para los padres vivos, pero era mas bien un momento de recuerdo y conmemoración de los padres fallecidos y familia.

Roman Parentalia

La ceremonia se realizaba, decía Ovidio, para “aplacar las almas de sus Padres”. Esta ocurrencia anual llegó a ser una reunión familiar. Los miembros ofrecían vino, leche, miel, aceite y agua en las tumbas decoradas con flores. Al concluir la ceremonia, conocida como Caristia, se celebraba muchos, entre todos los parientes, luego de limpiados tras cumplir con sus deberes para con los fallecidos.

Un número de personas han aparecido desconectadamente en el crecimiento del Día del Padre. La mención más antigua que tenemos del Día del Padre, es del 5 de julio de 1908, cuando un servicio del Día del Padre fue realizado en la Iglesia Central de Fairmont, West Virginia, por el Doctor Robert T. Webb a pedido del señor Charles Clayton.

En 1912, por la sugerencia del Reverendo J. H. Berringer, pastor de la Iglesia Metodista de Irvington, la gente de Vancouver, Washington, realizaron una celebración. Ellos creían haber sido la primera ceremonia de su tipo.

Una importante figura en el movimiento para “honrar a los Padres” fue Harry C. Meek, antiguo presidente del Club de Leones Uptown, Chicago, que dijo ser el primero en tener la idea del Día del Padre en 1915. El comenzó a sugerirlo en discursos ante varios Clubes de Leones, siendo tomado en cuenta. Los miembros fijaron la fecha del Día del Padre para el tercer domingo de junio, siendo el domingo más cercano al cumpleaños de Meek. Los Leones lo coronaron como el “Creador del Día del Padre”.

Sonora Smart Dodd

Sonora Smart Dodd

Sonora Smart Dodd, oriunda de Washington, Estados Unidos

También cuenta la historia, que la celebración del Día del Padre surgió cuando Sonora Smart Dodd, oriunda de Washington, Estados Unidos, propuso la idea del “día del padre” en 1909. La cual pretendía, que a través de esta fiesta, se destacara el papel de todos los padres en la sociedad, especialmente de aquellos papás, que como su progenitor, cumplían el rol de padre y madre a la hora de levantar y educar a sus hijos.

Ella deseaba que existiera un día especial para honrar reconocer el y esfuerzo y dedicación de su padre Henry Jackson Smart, veterano de guerra civil, el cual se convirtió en viudo cuando su esposa (la madre de la señora Dodd) murió en parto con su sexto niño. Fue en una granja rural en el estado de Washington en que el Sr.Smart se hizo cargo para educar a seis niños. Con este acto la señora Dodd reconocer que su padre es un hombre valeroso, cariñoso y desinteresado, que había realizado todo tipo de sacrificios para sacar adelante a toda su familia. Y que había sido un verdadero ejemplo al criar a todos sus hijos con verdadera fe educación y valores.

El día elegido por la señora Dodd fue el 5 de Junio, el cumpleaños de su Padre. Sin embargo, esta fecha no dio suficiente tiempo para que los ministros preparen sus sermones, el primer Día del Padre tuvo lugar el 19, siendo el tercer domingo de junio. El Intendente de Spokane emitió una Proclamación del Día del Padre y el Gobernador M. E. Hay, fijó la fecha de la ceremonia para todo el estado.

Con el apoyo de su ministro, el Dr. Rasmus, escribió una carta al Reverendo Conrad Bluhm, presidente de la Asociación Ministerial de Spokane, en la cual expuso su propuesta por el Día del Padre. La asociación aprobó la idea, y la YMCA de Spokane acordó darle publicidad. Así Spokane, en 1910, fue la primera ciudad en honrar a los padres con un día en especial.


En la misma época, en otras ciudades de Estados Unidos también la gente comenzaba a celebrar la fecha. Aunque algunos consideran a la Sra. C. Clayton, de Virginia, como la creadora de este festejo, la mayoría de las historias coinciden en acreditarlo a Sonora Dodd.

En 1924 el presidente Calvin Coolidge hizo del Día del Padre una celebración nacional. Luego en 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación presidencial que declaraba oficialmente el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos. A partir de este instante la celebración se esparció rápidamente a Europa, América Latina, África y Asia.

La sugerencia de la señora Dodd para celebrar el Día incluye usar una flor –una rosa roja para indicar que el Padre esta vivo, y una rosa blanca si es que falleció–. En Vancouver la flor elegida fue una lila blanca contrastada con una hoja verde. Una elección poco usual fue la flor que los miembros de la Clase de Biblia Martin W. Callener, de Pennsylvania, en 1924. Ellos se adornaron a si mismos con dandelions y, haya sido o no su idea de paternidad, ellos defendían su selección diciendo “cuanto más pisoteado este, más crece”.

En 1972 el día fue finalmente establecido permanentemente cuando el Presidente Richard Nixon firmó una resolución del Congreso. Su acción eliminó la necesidad anual de designar el Día del Padre y lo puso en los mismo términos que el Día de la Madre.

El día del padre es un día no solamente para honrar a nuestro padre, sino a todos los hombres que actúan como figura del padre. Celebrar a los padrastros, a los tíos, a los abuelos, y en general a la figura paterna, ya que todos son acreedores a que se les celebre el Día del Padre, este dia se convirtió en otra feliz ocasión para juntar a la familia a comer.

El padre representa el equilibrio necesario para educar a los hijos ya que éstos crecen y se desarrollan dentro de un hogar estable y amoroso para que lleguen a ser en un futuro hombres y mujeres completos y felices. Juega un papel fundamental dentro del grupo familiar, especialmente dentro de la crianza de los hijos donde el padre funge como protector y guía mientras que la madre como cobijo y ternura.

Con el pasar de los años, se creó la tradición de dar presentes en este día a los padres. Esto ocasionó que el día se comercializara y que las grandes tiendas por departamentos promocionaran el Día del padre para vender sus productos. Es así como esas primeras celebraciones netamente familiares e íntimas se han transformado, pues, con el correr de los años en una celebración que mezcla lo sentimental con lo comercial. El día del padre se convierte así en un producto de exportación que ha trascendido las fronteras de los Estados Unidos.

El día del padre no sólo es para regalar algo, ir a comer o festejar. El día del padre es para que todos los hijos tengan la oportunidad de agradecer a Dios y a la vida por el papá que tienen. Por eso, en este día lo más importante no es obsequiarle un presente sino agradecerles todo lo que se esfuerzan, sacrifican y hacen cada día por el bienestar de sus hijos, es una gran ocasión para hacerles sentir todo el amor que se merecen.

(continúa página 2..)
Publicada en Día del Padre
Tags ,