Aparición de rostro de Hugo Chávez el 31 de Octubre de 2013



Nicolás Maduro afirmó que el fallecido exmandatario apareció en Metro de Caracas.

Aparición de rostro de Hugo Chávez el 31 de Octubre de 2013

Es visible la emoción que se apodera del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando se refiere a su mentor y padre político, el fallecido presidente Hugo Chávez.

Y con orgullo confiesa que suele verlo, metafóricamente, en la montaña que rodea a Caracas o cuando el 8 de abril de este año, rezando en la casa del “comandante” en Barinas, sintió su presencia al revolotearle muy cerca un pajarito que le silbó.

“Lo sentí ahí como dándonos una bendición (…) El pajarito me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él (…) luego voló, voló y está volando, desde la vida eterna nos vigila”.

Esa misma emoción la compartió la noche de este miércoles al mostrar una foto, tomada por los trabajadores que laboran en las perforaciones de un nuevo túnel para el Metro de Caracas, en la que con algo de esfuerzo se distinguen dos hendiduras que los obreros identificaron con la mirada de Hugo Chávez y que llegó a las propias manos del presidente Maduro.

De nuevo, este lo identificó como la presencia del finado mandatario en una especie de revelación que ya no puede verse pero que ratifica para él la omnipresencia del comandante: “así como apareció, desapareció. Para que ustedes vean, lo que ustedes dicen es verdad, Chávez está en todas partes”, aseguró.

¿Quien está en ese rostro? Una mirada, es la mirada de la patria que está en todos lados, inclusive en fenómenos que no tienen explicación”, dijo el Presidente desde el propio túnel subterráneo: “me dijeron ‘mira Maduro, mira esta foto, la tomamos a las dos de la mañana de hace varios días, estábamos trabajando y de pronto nos apareció aquí, en este paredón de abajo, del hueco, una figura”.

Más allá de cualquier discusión sobre la espiritualidad que genera la imagen o los recuerdos del fallecido mandatario en quienes fueron sus colaboradores más cercanos, el gobierno revolucionario trabaja constante y profundamente en la omnipresencia del comandante; se esfuerza en darle un carácter místico y perdurable.

La imagen de la mirada del presidente Chávez (popularizada en la campaña electoral de las presidenciales del 7 de octubre de 2012) adorna las azoteas de los edificios de la Gran Misión Vivienda Venezuela, tanto como su foto en casi todas las oficinas públicas, sea una notaría, un banco estatal o a la oficina de impuestos.

En el propio tarjetón electoral de las municipales del venidero 8 de diciembre estará la mirada de Chávez, adornando la opción de los candidatos revolucionarios.

El canal de televisión estatal (VTV) transmite al menos 40 comerciales diarios con sus estampas más amables: abrazando niños, señalando hacia adelante y especialmente aquella foto en la luce, mirando al cielo bajo la lluvia, el día de cierre de su última campaña presidencial.

Por una parte, los esfuerzos buscan superar la trágica muerte del mandatario, como aquel micro de un minuto que se llamó Chávez en el cielo y en el que se lo ve, como una caricatura, siendo recibido, entre otros, por Simón Bolívar, el “Che” Guevara y Manuela Sáenz.

Por otra parte se busca mitificar su imagen y su legado, por ejemplo, con la distribución de cinco millones de ejemplares de una versión ilustrada de la Constitución en la que puede verse dibujos de un comandante Chávez rodeado de niños, acompañado por Simón Bolívar o recreando sus alocuciones de televisión en las que daba clases sobre la geografía de Venezuela. Se celebró el que sería el cumpleaños 59 del fallecido presidente y, desde ya, se anuncian planes para el número 60.

Sobre ese contexto el presidente Maduro desliza su creencia en estas apariciones. Ha dicho que bastantes veces duerme en el cuartel de la montaña, donde reposan los restos del presidente Chávez, para reflexionar sobre su gobierno y la revolución.

Autora: Valentina Lares Martiz – Corresponsal de EL TIEMPO

 

Video Relacionado

Rostro de Hugo Chávez apareció en fosa del Metro de Caracas

 





 


Categories: Insólito Tags: